Seleccionar página

Este artículo es acerca de cómo aceptarte tal y como eres, ser feliz reconociendo tus luces y sombras, la aceptación es el camino. Dejar de lado el autodesprecio, el no merecimiento y también la autoagresión, factor importante que ejercemos como camuflaje de un profundo vacío emocional.

Durante mis años como terapeuta, he descubierto que un gran número de personas no se aman a sí mismas, debido a la no aceptación de todo lo que engloba su ser. Esto es un problema que se agrava si la persona no es consciente de que existe y ha estado toda una vida viviendo para otros.

Muchas veces nos preguntamos ¿Por qué no puedo llevarme bien con otras personas? Yo preguntaría ¿Cómo te llevas contigo mismo? ¿Cómo es tu relación con la persona que ves en el espejo? Si no cultivamos una buena relación con nosotros mismos es muy difícil crear buenas relaciones con otras personas. Es aquí cuando nacen las llamadas “relaciones tóxicas” tan de moda en los últimos tiempos.

Cuando nos sentimos rechazados por otras personas es importante detenerse y observar en qué nos estamos rechazando. Porque cuando nos rechazamos, nos parecerá que otros nos rechazan. Cómo nos relaciónanos con nosotros mismos es de gran importancia para tener una mejor vida y mejores relaciones.

Ser hermoso significa ser tú mismo. No necesitas ser aceptado por otros, necesitas ser aceptado por ti mismo.

Thich Nhathanh

No te ha pasado que estás en una reunión con alguien que se muestra inseguro y automáticamente empiezas a sentirte inseguro de todo lo que esta persona dice o simplemente de el o ella como persona. Es algo natural, ocurre de manera espontánea, muchos le llaman energía, yo le llamo, proyección.

Tener una imagen equilibrada de nosotros mismos es un trabajo enorme. Muchos que empiezan el camino de la aceptación se cansan y lo dejan, para seguir viviendo desde una profunda desaprobación, a lo que le llamaremos desequilibrio. ¿Qué imagen tienes de ti mismo? ¿Cómo te ves a ti mismo? ¿Qué sientes por ti?

Normalicemos lo que es normal, si bien es cierto que la sociedad actual nos vende imágenes de humanos definidos, jóvenes que parecen que están en absoluto equilibrio, cosa que no es cierta. Una persona realmente equilibrada es aquella que sabe que es normal que tenga unos muslos grandes porque es su genética y si quiere mejorarlo es por su propio bienestar no para agradar a nadie.

Es posible encontrar belleza en la suavidad. Es posible enamorarse de un cuerpo que nunca creiste fuera merecedor de amor. Es posible encontrar paz después de haber pasado toda una vida en guerra contra tu cuerpo. Es posible recuperarse.

Megan Jayne Crabbe

Que por lo general es lo que ocurre, queremos mejorar nuestro aspecto físico para agradar a otros. Una persona que conocí hace mucho tiempo, se hizo un montón de tratamientos de belleza por el simple hecho de encontrar pareja. Una vez hecho, no se agradaba a sí misma, ningún hombre se le acercaba a pesar de que tenía un aspecto fabuloso. No tenía una buena relación consigo misma y difícilmente podía crear una relación de pareja.

La imagen que tienes de ti mismo es la fotografía interna que has construido a lo largo de tu vida, tiene los matices de todas y cada una de tus experiencias. Si lo que ves de ti no es sano, como consecuencia sentirás miedo, sufrimiento, inseguridad, rechazo y muchas más emociones erradas acerca de ti mismo.

Si gastas una gran cantidad de energía tratando de demeritar tu cuerpo, o si tu imaginación está tan limitada que no puedes ver belleza en ti misma, entonces te desconectas del mundo que te rodea. Pierdes la perspectiva y tu propósito.

Connie Sobzack

Las personas que no se aceptan a sí mismas sufren por sus propios pensamientos. Se que es así por muchas personas con las que he hablado y porque lo he vivido, yo también durante mucho tiempo no aceptaba lo que era, ni como era, acto que ocasiono mucho sufrimiento en mi vida.

Todavía recuerdo la agonía que sentía de estar rodeada de personas y sentirme rechazada, o de querer hacer cosas y no sentirme en la libertad de decidir obtenerlas, nunca era suficiente. Hasta que decidí acabar con esa pobre imagen sobre mí misma que había construido con experiencias de dolor.

Mi propósito de hoy es decirte, que por encima de cualquier situación, intenta no sentirte mal acerca de lo que eres como persona. Acepta lo que eres, mejora lo que desees mejorar y jamás permitas que la imagen sobre ti mismo se empobrezca con sentimiento y pensamientos negativos, en otras palabras autoagrediendote.

Eres capaz de aceptar todo lo que eres sin importar si a otros les guste o no, incluso puede que ni a ti te gusten algunas cosas, pero de eso se trata de aceptar que están ahí y no intentes cambiarlas, si deseas mejorarlas, hazlo. No te quedes esperando que otro venga a aceptarte.

No me cansaré de decir, que no es fácil, nada que tenga que ver con el autoconocimiento lo es, lo que sí sé, es que si te permites la aceptación de ti mismo, serás una persona segura de sí misma y con fuerza para ir hacia adelante. Comprende lo que eres, comprende quien eres, la felicidad solo es posible cuando le abres camino en tu vida a la aceptación.

Y así culmina este séptimo día de mi desafío personal #365escribiendo

Déjame un comentario aquí abajo o en mis redes sociales ¿Aceptas tus luces y tus sombras?

Gracias por seguir aquí acompañandome en esta aventura suscríbete a mi newsletter y recibirás una vez a la semana las actualizaciones.

Besos y abrazos

Desde este “EL RINCÓN DONDE ESCRIBO”

Skarlet Castro

Quizas también te interese leer…

El puzzle de la Felicidad

El puzzle de la Felicidad

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos...

2 Comentarios

  1. Angel Joel

    Es un camino, es un proceso que nos hace tanto bien asumirlo, hay una estrecha relación entre el artículo de ayer y el de hoy, y es que las Palabras también tienen gran efecto en cómo nos definimos y lo que mostramos. Gracias por la experiencia de hoy! Un gusto leerte

    Responder
    • Skarlet Castro

      Así es, Gracias por tu reflexión.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies