Seleccionar página

La esperanza puede ser una fuerza muy poderosa. Tal vez no haya magia real en ella, pero cuando sabemos lo que deseamos y lo sostenemos como una luz en nuestro interior, podemos hacer que las cosas sucedan, casi como si fuera verdadera magia.

– Laini Taylor

Existen días buenos y otros no tan buenos, en estos últimos, es cuando me obligo a conservar mi buena actitud ante todo lo que esté pasando. Una actitud buena que he construido a pulso, convirtiendo los malos días en días buenos.

No siempre fue así, en el pasado y aún en algunos momentos (ya escasos) batallaba con una actitud difícil de llevar, incluso para mí, un tanto colérica, me veía constantemente atacada por la duda, el desanimo y la culpabilidad.

Hoy, por ejemplo, es uno de esos días en los que EL EGO GOBIERNA LA MENTE, me levanté tarde y no he cumplido con lo que tenía planificado, en mi mente empezaron a surgir pensamientos desalentadores al ver que las horas pasaban tan rápido y no alcancé a hacer lo que me había prometido, en ocasiones anteriores me juzgaba por haberme levantado tarde, me sentía culpable por no cumplir compromisos a tiempo. 

Pero ahora es diferente, conservé la calma a pesar de esos pensamientos y simplemente confié, me relajé y me dejé llevar, pensaba que no podría escribir mi artículo hoy, y mira en mi confianza absoluta y por encima del caos, estoy en mi habitación escribiendo con todo mi amor.

En este artículo quiero mostrate cómo es posible que un día malo se transforme en un día  bueno. En resumen:

Despiertas en la mañana, con buena actitud y piensas “Gracias Dios, hoy será un gran día” Hoy nada puede salir mal, hoy voy a cumplir mi planificación, o haré mejor mi trabajo, es maravilloso despertar así, con ganas de vivir y agradeciendo por todo.

Entonces, pasa algo, te golpeas el pie, te das cuenta que se acabó el café, sales y hay un tráfico terrible, llegas tarde al trabajo o a la reunión, es decir, tu gran día duró los minutos que estabas en la cama, en un abrir y cerrar de ojos te ves atrapado en la angustia, rabia, desánimo o peor aún en la desesperación, dependiendo de lo que haya pasado.

Si el día no te sonríe, sonríele tu a él.

Seamos sinceros con nostros mismos, a veces tenemos días de M… y es muy fácil quedarnos con pensamientos negativos y emociones nada productivas , arrastrando esa actitud hacia varios días de la semana, sobre todo si, todo esto ocurre un lunes, ¡Adios semana feliz!

De días grises nacen los arco iris, y así mismo podemos colorear estos “malos días” siendo conscientes, de que pueden pasar mil cosas que no podemos controlar, si no están en nuestras manos. Recuerda que el día solo tiene 24 horas, las mismas que tendrá el día siguiente.

Hace años una persona que quiero mucho me regaló una frase que me ayudó en un momento muy doloroso, era un día de desesperación y esta persona en su calma acompañándome en mi proceso me dijo “Amiga, Dios siempre hace días nuevos” una gran lección para mi, cuánta razón.

Puede verse como un reset, si tu día empezó en caos, debes estar atento a tus pensamientos y con calma pensar que ese día no durará para siempre, ni el caos permanecerá, al llegar la noche estará latente la esperanza de que el siguiente día será mejor, aprietas el botón de RESET al cerrar tus ojos y ¡Tarán! Dios vuelve a encender una luz para ti.

No son las circunstancias las que te dan forma, sino tu manera de reaccionar ante ellas”. 

– Anne Ortlund

Si hoy fue un gran día para ti, recuerda eso también antes de irte a dormir, da Gracias y en confianza absoluta decreta que el siguiente será mejor.

Si hoy no ha sido tu mejor día, ten calma que los días malos también terminan. Antes de dormir, pon la intención “Mañana me pasarán cosas extraordinarias”, y en la medida de tus posibilidades, has algo que te guste hacer, antes de acabar el día, así podrás  transformar un día gris en una noche llena de color.

Hoy no hay sido mi mejor día, pero me encargué de terminarlo de la mejor manera posible y escribir me eleva al máximo mi estado de ánimo. Gracias por leerme, me motiva  mucho que estás allí cada día acompañándome.

Y así culmina el quinto día de mi desafío personal #365escribiendo en éste “EL RINCÓN DONDE ESCRIBO”, déjame un comentario aquí abajo o en mis redes sociales, cuéntame ¿Cómo ha sido tu día?

Suscríbete a mi NEWSLETTER una vez a la semana envío las actualizaciones de mi blog.

Quizas también te interese leer…

Que nada te robe La Paz

Que nada te robe La Paz

Que nada te robe La Paz. Esta es una frase que no entendí sino hasta que empecé mi camino de crecer personal y espiritualmente. Comprendí que nada...

La hoja en blanco

La hoja en blanco

Muchos de nosotros tuvimos esta sensación ayer y no es para menos. ¿Cuantos deseaban el final del 2020? Acabar con ese libro, terminar ese camino,...

El puzzle de la Felicidad

El puzzle de la Felicidad

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos...

5 Comentarios

  1. Raquel canchica

    Excelente escrito por mas malos y buenos que sean nuestros dias siempre deberiamos pintarlos de colores como el arco iris

    Responder
    • Skarlet Castro

      Siii, tu eres una experta en pintarlos de colores.

      Responder
    • Lilian

      Días buenos y no tan buenos.. Así es la vida nos sorprende a cada momento pero como bien dices lo importante es la actitud. Lo externo muchas veces es imprevisible pero lo positivo es que podemos elegir como sentirnos y actuar en consecuencia. Gracias por otro día de reflexión

      Responder
  2. Yliana

    Los malos días también se aceptan, se viven y se reflexionan para ver su enseñanza, para convertirlos en rayos de luz y optimismo. Gracias mi Amor bello, aprendiendo contigo en tu proceso. Bendiciones

    Responder
    • Skarlet Castro

      Así es, Gracias por tu bello mensaje.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies