Seleccionar página

Soy una mujer apasionada de la vida, me encanta vivir en todos los sentidos, disfruto de cada una de mis emociones y saboreo las experiencias con calma, para que nunca se me olviden. Esta forma de ser tan particular, me ha llevado desde lo más alto de la felicidad hasta la profundidad del sufrimiento; doy Gracias a Dios por ser tan consciente de ello y saber que solo se trata de vivir.

La vida tiene sus propios matices y existen tantas formas de experimentarla como personas en este planeta, cada uno único en su misteriosa forma de vivir, y es hermoso poder observarlo, me pasa cuando hablo con amistades, familiares y con mis pacientes, uno diferente de otro en valores creencias e intensidad de como viven.

Somos tan bellos los seres humanos hasta cuando sufrimos, es increíble cómo unos seres tan diminutos en el Universo puedan sentir tanto, mi corazón palpita rápido al escribir esto, porque llegan a mi los recuerdos de muchas de mis noches oscuras del alma y los luminosos amaneceres que les precedieron, y puedo ahora estar aquí, sintiendo tanto o más que en aquellos días.

En este artículo quiero hablarte un poco sobre una pregunta que llegó a mi y me hizo reflexionar por mucho tiempo, además me ayudó a abrir los ojos del corazón y ver con exactitud que estaba destinada a ESCRIBIR sobre la vida y todo lo que la contiene, a veces peco de profunda, un poco dramática y romántica empedernida al escribir, pero es que así vivo, por lo tanto de qué otra forma puedo escribir.

Aquí va la gran pregunta y mis reflexiones acerca de ello:

¿Qué es la vida?

“La vida no es un problema para ser resuelto, es un misterio para ser vivido”

-Anónimo-

Quien no se ha preguntado esto alguna vez, es una pregunta tan fácil de hacer y muy compleja de responder. Para resumirlo, quiero contarte una breve historia de cómo descubrí lo que es para mí la vida.

Estaba en un momento muy interesante de mi existencia, me encontraba escudriñando en mi ser, luego de unas cuántas sesiones terapéuticas, apenas podía sentir lo que es amarse a uno mismo, empezaba un proceso de disfrutar plenamente de mí, ¿Emociones? Podría decir que sosiego, no recuerdo estar completamente feliz, ni tampoco sentir una pizca de tristeza, solo sosiego, esa es la palabra correcta para ese momento. 

Era un sábado por la mañana, en ese tiempo vivía en una ciudad preciosa de Venezuela, salí muy temprano a caminar, recordando todo lo que había pasado en mi vida durante los últimos meses y con una tarea en mente, que me había dejado mi terapeuta “Caminar descalza sobre la tierra de un parque”, era un simple acto simbólico que debía hacer para conectar con la Madre Tierra, al principio no estaba muy convencida de hacerlo porque no le encontraba sentido a esto de ensuciarme los pies.

Debía hacerlo al menos solo por cumplir la promesa que me había hecho a mi misma de hacer todo lo que fuera necesario para cambiar mi vida, y si para ello tenía que ensuciarme los pies, pues debía hacerlo. 

Allí estaba en un parque de aquella ciudad, eran las 8 de la mañana aproximadamente, empecé a caminar como lo hacía de costumbre unas cuántas vueltas al parque por el área de cemento “por dónde todo el mundo circula” adentrándome vi un árbol enorme que no había visto nunca, es decir, siempre había ido a ese parque y ¿cómo era posible no haber notado aquella perfecta creación de la naturaleza?, quería acercarme, pero estaba apartado del camino de cemento, a unos 7 metros de tierra y grama. 

Me quedé unos minutos observándolo, hasta que pensé ¡aquí voy con mi tarea!, me quité los zapatos y los calcetines y caminé descalza hasta aquel árbol que me había cautivado, aún recuerdo el olor de aquel lugar, la frescura del aire y el silencioso ambiente, caminé muy despacio al principio pensando en si me iba a romper con alguna piedra, luego confié y lo hice de manera consciente, podía sentir aquella tierra áspera y un tanto humedecida, fue allí cuando empecé a sentir la VIDA, la mía, mi vida, al llegar al árbol rompí en llanto, pude escuchar su sabiduría en lenguas extrañas, el palpitar de sus raíces y lo cansado por los años pero aún con ganas y fuerza de mantenerse en pie. 

«Da la vuelta a tus heridas y cámbialas por sabiduría»

Oprah Winfrey

Todo esto no era más que mi propia existencia, al fin sentí en lo más profundo de mi ser, mis raíces, la sangre de generaciones recorriendo mi cuerpo, lo cansada que estaba por las experiencias anteriores, pero lo fuerte que me sentía para mantenerme en pie “sobre la tierra” y las ganas de seguir. Ese día supe supe con claridad lo que para mí es la Vida.

La vida es palpitar, es emocionarse, es llorar de alegría, llorar de tristeza, reír de alegría y por que no, de tristeza también se puede reír, enlodarse los pies hasta que te hagas uno con la tierra, sentir la fuerza de todas las generaciones que te precedieron correr por tu cuerpo al respirar, todo esto y mucho más es la vida para mi, desde aquel día.

Existen tantos significados de la Vida como personas en el mundo, ahora te pregunto para ti ¿Qué es la vida?

Es increíble, cómo una experiencia que puede parecer tan insignificante, te da la respuesta a esa pregunta, Somos seres llenos de eso que se llama VIDA, ojalá en algún momento podamos comprender realmente lo que es, mientras tanto podemos seguir encontrándola en las experiencias, en los momentos, en la risa de tus hijos, en el palpitar de tu corazón.

Y ahora te he mostrado cómo mis letras me dan vida, me exaltan el corazón y las sientas o no, ya han hecho vida en ti con solo leerlas. Gracias por estar aquí un día más.

«Hay alguien tan inteligente que aprende de la experiencia de los demás».

Voltaire

Y así culmina este tercer día de mi desafío personal #365escribiendo, déjame un comentario aquí abajo o en mis redes sociales, cuéntame ¿Qué es la vida para ti?, también puedes dejarme por escrito alguna sugerencia de tema del que quieres leer en éste “EL RINCÓN DONDE ESCRIBO”.

Suscríbete a mi NEWSLETTER una vez a la semana envío las actualizaciones de mi blog.

Quizas también te interese leer…

Que nada te robe La Paz

Que nada te robe La Paz

Que nada te robe La Paz. Esta es una frase que no entendí sino hasta que empecé mi camino de crecer personal y espiritualmente. Comprendí que nada...

La hoja en blanco

La hoja en blanco

Muchos de nosotros tuvimos esta sensación ayer y no es para menos. ¿Cuantos deseaban el final del 2020? Acabar con ese libro, terminar ese camino,...

El puzzle de la Felicidad

El puzzle de la Felicidad

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos...

6 Comentarios

  1. Lilian

    Mi querida Scarlet me siento idénticada en muchas de tus palabras. La vida para mi es algo maravilloso.. Son todas esas experiencias de alegría, felicidad, sufrimiento, dolor y mil emociones más que podemos llegar a sentir. Emociones que quedan grabadas a fuego en nuestra memoria y nuestra alma y que conforman esa personita que somos en todos sus cuerpos. Me inspiras con tus experiencias. Es hermoso lo que una persona puede llegar a transmitir con la escritura. Creo firmemente que es la mejor forma de abrir y desnudar nuestra alma y compartirlo con las personas. La, escritura tiene ese don mágico capaz de provocar mil emociones en el ser humano. Gracias guapisimq

    Responder
    • Skarlet Castro

      Preciosa reflexión, una visión bastante amplia sobre la vida desde la experiencia un bello ser humano, Gracias.

      Responder
  2. Angel Joel

    … «fue allí cuando empecé a sentir la VIDA, la mía, mi vida» que momento tan especial! Gracias por los detalles que ofreciste, es cómo si estuviese allí presenciando ése maravilloso momento

    Responder
    • Skarlet Castro

      Me alegra mucho que recibas y vivas mis palabras de esa manera.

      Responder
  3. Charlyn Castro

    La vida, que hermosa palabra a veces pasamos la vida dandole algun significado, y es que obsenvando y admirando aquellas cosas que muchos por distintan razones no ven, es donde podemos ver lo que somos y su significado. Admirar todo lo que fue creado antes de nosotros mismos, da la sensibilidad necesaria para comprender esta maravillosa palabra que es Vida.. Gracias por compartirnos este pedacito de ti. De tu experiencia, que sin duda alguna nos guiara a nuestra propia busqueda.

    Responder
    • Skarlet Castro

      Una preciosa reflexión que tiene mucho significado para mí, Gracias.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies