Seleccionar página

Skarlet Castro

9 noviembre, 2020

Hace unos días pedí a mi comunidad que me dejaran preguntas para responderlas en el instagram Live que haré el 10 de Noviembre. Esta frase me llegó repetidas veces, escrita de distintas formas, cada una con sus propios matices ¿Qué hacer cuando queremos ser felices y no podemos? O dicho de mejor manera ¿Por qué no eres feliz?

Parece ser, que la felicidad está muy lejos de ti. Para empezar, a parte de los condicionamientos que tienes acerca de la felicidad, el listón es casi imposible de alcanzar. Pasas días y noches buscándola, sin resultado alguno, apenas puedes reír viendo una película o al escuchar algo chistoso. Pero ¿Es esto felicidad?

Te puedes reír todo lo que quieras, es un impulso natural del ser humano, pero si no disfrutas cuando te ríes, puede que esos episodios de carcajadas terminen convirtiéndose en breves antídotos para el vacío tan grande que llevas dentro.

Te escribo esto a modo de despertar, de ver la realidad, ver el significado que tienes de la felicidad. Cada persona tiene su forma íntima de ser feliz. Puede que lo que te haga feliz a ti, a mi me cause desagrado y viceversa. Por lo tanto, lo primero que debes hacer es encontrar tu propio sentido de la felicidad.

Quiero ser feliz pero no puedo

Es una frase que también se repite una y otra vez en mi consulta. Puedes imaginarte ahora ¿qué tan alto tienes el listón de la felicidad? Hay momentos en la vida que son realmente difíciles, sin embargo, te garantizo que se puede seguir siendo feliz a pesar de ello. Algunos de estos momentos devastadores de la vida pueden ser: la muerte de un familiar, un divorcio en malos términos, una ruptura amorosa cuando se ha comprometido sentimientos profundos, pérdida de dinero o simplemente no tener ni para alimentar tus hijos, etc.

Estoy aquí para decirte que todo esto y más, forma parte natural de la vida, de tu experiencia como ser humano. Pasar por la tristeza es normal y muchas veces es necesario, ya que es solo a través de la oscuridad podemos conocer la luz, así como es a través de la tristeza que evolucionamos hacia una vida plena que contenga la felicidad.

Con esto no quiero decir que si quieres ser feliz, tienes que estar triste primero, sino que veas con claridad que si estás viviendo un momento crítico actualmente, éste solo resultará en una transformación hacia tu felicidad, ese es el ciclo natural. A menos que quieras seguir estando triste. Ahí si puedes decir “Quiero ser feliz pero no puedo”. No puedes ser feliz porque es más grande la recompensa emocional de tu entorno cuando estas triste.

Esas recompensas son peligrosas, son aquellos momentos en que nos lamentamos por nuestro sufrimiento a toda hora. Así tengamos un día normal, se manifiesta a través de nosotros, cuanta necesidad tenemos de ser amados. Recibimos más abrazos, más atención y así llenamos un poquito ese gran vacío que llevamos en el alma ¿Te ha pasado? ¿Estas pasando por esto?

Digo que estas recompensas son peligrosas, porque tan rápido como le abramos paso en nuestras vidas, estas se quedan allí instaladas por todo el tiempo que le permitamos estar. Identifica ¿Qué ganas de tu entorno cada vez que estas triste? Solo así descubrirás que tan grande es ese vacío de amor que solo podrás llenar con amor por ti mismo.

Puedes aprovechar de ahora en adelante todo momento de tristeza o de crisis para crecer, para descubrir cosas profundas de ti mismo. Para ello, es importante, revisar pacientemente en ti, preguntar a tu corazón ¿Qué hay de bueno en esta situación? ¿Qué tan grande es esta crisis? ¿Qué puedo hacer para mejorar?

No sigas alargando tu infelicidad pensando en ¿Por qué no puedes ser feliz? Así solo exaltas el problema, el dolor, la incomodidad, además que los fortalece. Sufrir, mantenerte infeliz por lo que sea, no debe ser una opción en tu vida.

Cada situación que vives tiene una lección para enseñarte, haz la prueba ahora mismo, sea lo que sea que estés viviendo en este momento ¿Qué lección te está enseñando la vida a través de esta experiencia? Pero tómalo en serio, no solo digas ¡Ya sé que lección! Tómalo en serio, aprende de esa lección, comprométete contigo como adulto a mejorar esa situación o a cambiarla si es necesario.

Puedes ser feliz ahora mismo si así lo decides, o puedes deprimirte recordando todo lo oscuro de tu pasado ¡TU ELIGES! Tal vez me digas, pero Skarlet no estoy triste, tampoco estoy emocionado, ni siento felicidad. Pues mi respuesta a ello es sencilla, depende del significado que le has dado a la felicidad, crees que la felicidad es emoción al 100%, estar eufórico, reír hasta que duela la panza. La respuesta es NO, al contrario esa creencia limita tu verdadera felicidad.

¿Qué es la felicidad?

La felicidad es una energía que se mueve y va a través de nosotros en todo momento, tenemos tanto poder que somos capaces de elegir qué vivir y que sentir, nos dejamos condicionar por el entorno y le decimos adiós a esa energía, sin darnos cuenta. Y ésta es tan buena que se renueva y vuelve cuantas veces sea necesario.

Una visión amplia sobre la felicidad es cuando sabes que existe en ti y a través de ti. La vida en su mayoría, consta de más momentos neutros en los que podemos ser felices, que, de momentos super emocionantes o tristeza y depresión, éstas últimas existen por elección. 

Los momentos neutros, son aquellos en los que la vida simplemente va ocurriendo sin que nada la detenga. Algunos llaman a estos momentos “caer en la rutina” y buscan de forma errada remediarlo por medio de emociones intensas. Digo de manera errada porque como seres humanos tenemos la tendencia a inclinarnos más hacia lo fácil y conocido, que en estos casos es la tristeza, depresión, impaciencia, ansiedad. Nos damos la dosis equivocada para salir de la neutralidad.

Estos tiempos en los que experimentamos una vida neutral, que se muestra como, caer en lo mismo de siempre, no son excusa para la tristeza, no es excusa para autodiagnosticarte con ansiedad o con depresión, porque parece faltar algo en tu vida. Que tengas un mal día no quiere decir que no seas feliz, solo quiere decir que has tenido un mal día, nada más.

Te diré lo que realmente falta. Falta consciencia, falta tomar la vida como es. Falta decidir ser feliz en los momentos de altas emociones, de crisis y en los episodios más largos dónde parece no ocurrir nada en la vida.

La felicidad no solo es para sentirla, la felicidad es para vivirla, hoy y en cualquier momento, solo debes elegir. Es a lo que llaman nuestro libre albedrío. No eres feliz porque no quieres, si quieres ser feliz solo decide serlo. 

Hasta aquí este artículo de mi desafío personal #365escribiendo

Déjame un comentario aquí abajo o en mis redes sociales, cuéntame ¿ERES FELIZ?

Suscríbete a mi newsletter y recibirás todas las actualizaciones de mi blog, así no te perderás ningún artículo. El área de suscripción está al final de esta página.

NOS VEMOS EL 10 DE NOVIEMBRE POR IGLIVE a las 20h España, donde responderé todas las preguntas que me han dejado sobre mi motivación para crear este blog ¡Te espero allí!

Te abrazo desde éste, EL RINCÓN DONDE ESCRIBO.

Con Amor,

Skarlet

Quizas también te interese leer…

Sobre la muerte y la vida

Sobre la muerte y la vida

Esta es una reflexión muy personal sobre la muerte y la vida. Pienso que, en realidad muchas personas tientan a la muerte por su enorme miedo a...

Tus acciones te definen

Tus acciones te definen

Los hombres buenos y malos a menudo lo son menos de lo que parecen. Samuel Taylor Coleridge Nuestras acciones definen lo que somos, esto puede sonar...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies